ISASTUR

historia del grupo

La historia de ISASTUR se ha escrito durante más de 40 años sobre la base de la voluntad de emprender, el afán de crecer y la necesidad de innovar. El camino que se ha recorrido hasta ahora se inició en 1978 con 15 trabajadores, en circunstancias materiales precarias, cuando la industria española y asturiana atravesaban la profunda crisis de mediados de los años setenta del siglo XX. Un grupo de empresarios y profesionales decidieron entonces poner en marcha ISASTUR, una empresa que centró su actividad en trabajos de ingeniería eléctrica de alta tensión, suministros de materiales eléctricos y montaje eléctrico industrial.

Durante los 15 años siguientes la empresa siguió su camino ascendente hasta llegar a los 120 empleados en 1990. Este hito en la evolución de la empresa condicionó un primer gran cambio: construir en el polígono de Silvota, en los alrededores de la capital de Asturias, la primera sede propia de ISASTUR que aún a día de hoy sigue acogiendo las oficinas centrales del grupo.

1990 marca, tal vez, la entrada en la "edad moderna" de lo que hoy es un sólido y competitivo grupo empresarial que trabaja en más de una docena de paises del mundo. En la última década del siglo XX se fundan las nuevas empresas y sedes que configurarán de forma paulatina la anatomía de un grupo empresarial.

Entre los años 1992 y 2000 se dan pasos importantes como la fundación de Aplicaciones de Control y Automatización, AC&A, y se consigue la certificación ISO 9000. Con la adquisición de AC&A por ISASTUR, el grupo empezó a organizarse en Unidades de Negocio.

Durante este periodo comienza la expansión nacional de ISASTUR con la apertura de delegaciones en Galicia, Huelva y en Sevilla. Casi al final de esta década, ISASTUR ya es un Grupo con tres Unidades de Negocio: Montajes, con el 90% de la producción; Automatización con el 5%, e Ingeniería con otro 5%. También comienza la expansión internacional mediante un acuerdo de colaboración con la alemana Polysius para la automatización de instalaciones cementeras.

Y se llega al fin de siglo con la ampliación de la sede de Silvota, la creación de la Unidad de Negocio de Mantenimiento y la de Prevención de Riesgos Laborales. En ese año se inician actividades de diseño y fabricación de remotas de telemando. El grupo alcanza entonces una facturación de 17,9 millones de euros y una plantilla de 350 trabajadores.

Durante los años siguientes prosigue el crecimiento ordenado y la estructuración del grupo ISASTUR con la constitución de Ingeniería y Montajes Eléctricos de Galicia, la apertura de una delegación en Cataluña, o la creación de Ingeniería y Gestión de la Construcción, IGESCON, la empresa con la que el grupo realiza Obra Civil y Construcción. El grupo decide en el 2002 desarrollar su propio ERP para la gestión de sus procesos.

El grupo ISASTUR crece y se consolida al mismo tiempo, ampliando su oferta a los proyectos "llave en mano", construyendo su propia planta de fabricación de biodiesel y creando Bionorte, además de adquirir una participación en Asturiana de Proyectos y Montajes Eléctricos, AMPEL, decisión que permite al grupo completar su oferta en los montajes de alta tensión con el tendido de líneas eléctricas aéreas. Se certifican las empresas en ISO 14000, se inician los trabajos en EFQM, además de tomar una participación en Isertia, una empresa dedicada a la publicidad y el diseño gráfico.

El inicio de la construcción del Edificio de Servicios Avanzados del grupo ISASTUR (ESAGI) es otro de los hitos de la primera década de este siglo. Se trata de un edificio de vanguardia que con el tiempo y los elogios de los especialistas, se ha convertido en uno de los iconos de ISASTUR. En el 2004 se recibe el Premio Nacional de Prevención de Riesgos Laborales, un reconocimiento a una politica preventiva que se suma a otros muchos que avalan una apuesta muy sólida por la PRL. El Dupont Safety Awards, el premio Apolo y varios galardones más han jalonado esta apuesta durante todos estos años.

A mediados de la primera década del siglo XXI el grupo ISASTUR cuenta ya con 600 trabajadores y constituye ISASTUR Servicios como empresa de servicios internos del grupo y como empresa de holding. También se crea ISASTUR Ingeniería y se adquiere Electroamsa, empresa dedicada a los montajes eléctricos en Andalucía.

La internacionalización del negocio crece de manera paulatina con la compra de la empresa Isotron y su filial Isotron Maroc. También comienzan las actividades en Portugal mediante la constitución de Engemalia. La compra de Babcock Montajes en 2008 y de ASAS Systems en 2009, expande aún más la capacidad comercial e internacional del grupo, especialmente en el sector del automóvil en el que ASAS Systems es un referente mundial.

La plantilla del grupo alcanza al filo de 2010 los 1.200 trabajadores y la crisis económica global comienza a dar las primeras señales de su crudeza. El grupo toma las medidas de ajuste necesarias para afrontar el envite sin perder de vista la necesidad de mantener una estructura sólida para seguir adelante.

En la segunda mitad de 2015 el grupo ISASTUR puso en marcha un proceso de reforzamiento de su estructura interna que lamamos “Proyecto Newton”. Isaac Newton, uno de los grandes sabios de la historia que da nombre a nuestro proyecto, dijo que “ningún gran descubrimiento fue hecho jamás sin una conjetura audaz”. Para avanzar hay que evolucionar y hacerlo con sentido común y con unos objetivos claros, tal como lo lleva haciendo ISASTUR desde hace casi cuatro décadas.

En lo concreto, los cambios más llamativos fueron la absorción de ISASTUR Servicios por ISASTUR, que pasa a ser la titular del holding y que se encargará de la administración y gestión. ISOTRON, por su parte, se hizo con la titularidad de la actividad industrial de ISASTUR, culminándose así la concentración de empresas bajo una única cabecera.

Coincidiendo con estos cambios, el holding estrena imagen corporativa y deja de llamarse Grupo ISASTUR para llamarse, simplemente, ISASTUR.

La venta de ASAS en 2017, ISASTUR pone fin a la ejecución del “Proyecto Newton” y el grupo centra su actividad en su core business: la creación de infraestructuras relacionadas con el sector de la energía.

La fuerte presencia internacional del grupo y los ajustes estructurales ya ejecutados permiten enfrentar con optimismo el futuro. Los principios fundacionales de ISASTUR siguen guiando una forma de ser empresa con vocación de continuidad. Esta es la razón por la que el grupo tiene presencia actual en 16 países a través de sucursales o filiales y proyectos en marcha en 28 países, en cuatro continentes. Argelia, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Cuba, El Salvador, Jordania, Marruecos, México, Perú, Reino Unido, Rumanía, Uruguay y Venezuela son algunos de los países, además de España, en los que ISASTUR tiene presencia en la actualidad.

Los principios fundacionales siguen teniendo valor: voluntad de emprender, afán de crecer y necesidad de innovar. A ellos se une el valor de resistir.